Download E-books El piloto de Hiroshima: Más allá de los límites de la conciencia (Contextos) PDF

El 6 de agosto de 1945, Claude R. Eatherly cumple l. a. orden de destruir el puente situado entre el cuartel common y l. a. ciudad de Hiroshima. Un blunders de cálculo hace que los angeles bomba caiga sobre los angeles ciudad. De regreso a los angeles base militar, el “piloto de Hiroshima” promete dedicar su vida a los angeles lucha contra las armas nucleares. l. a. monstruosidad de lo sucedido marcará el resto de sus días: recluido en hospitales psiquiátricos, Eatherly anhela obtener su libertad para entregarse a l. a. causa pacifista. En 1959, el filósofo vienés Günther Anders inicia su correspondencia con él, convirtiendo su historia own en el “caso Eatherly”. Según Anders, Eatherly personifica l. a. conciencia en un mundo que convince al individuo de que no es responsable de las consecuencias de su acción. El mundo tecnificado nos implica en hechos cuyos efectos somos incapaces de representarnos. Esto hace que podamos ser inocentemente culpables como nunca antes. Eatherly es el “predecesor” de todos nosotros. Pero lo que sobrepasa los angeles conciencia, aquello que está más allá de sus límites, impone una hard work de concienciación: en el “No más Hiroshima” coinciden el verdugo, las víctimas y el intelectual.

Show description

Read Online or Download El piloto de Hiroshima: Más allá de los límites de la conciencia (Contextos) PDF

Best Biography books

Flint and Feather: The Life and Times of E. Pauline Johnson, Tekahionwake

A sleek biography that used to be a number one nationwide bestseller, Flint & Feather confirms Charlotte Gray's place as a grasp biographer, a author with an extraordinary present for remodeling a old personality right into a residing, respiring girl who instantly captures our imagination.

In Flint & Feather, Charlotte grey explores the lifetime of this nineteenth-century daughter of a Mohawk leader and English gentlewoman, making a attention-grabbing portrait of a tender lady both at domestic at the level in her "Indian" dress and within the salons of the wealthy and robust. Uncovering Pauline Johnson's advanced and dramatic character, Flint & Feather is studded with triumph and tragedy, secret and romance—a first-class biography mixing turn-of-the-century Canadian background and the colourful tale of a girl whose unforgettable voice nonetheless echoes over the years.

Joan of Arc: A History

From the writer of the acclaimed She-Wolves, the complicated, excellent, and interesting tale of 1 of the main extraordinary ladies of the medieval world—as by no means advised prior to. Helen Castor tells afresh the gripping tale of the peasant lady from Domremy who hears voices from God, leads the French military to victory, is burned on the stake for heresy, and finally turns into a saint.

Machiavelli and Renaissance Italy

Machiavelli’s books should be judged, as all books has to be, on their lonesome advantages, yet with out a wisdom of the conditions during which they have been produced they can't be safely understood. The reader of any of them needs to ask : What was once its goal? For what viewers used to be it written? what kind of adventure was once the writer drawing on ?

Billie Holiday: The Musician and the Myth

“Revelatory . . . essentially the most speedily revealing items of jazz biography that I’ve learn. ” —Richard Brody, the hot Yorker   whilst Billie vacation first stepped right into a recording studio in November 1933, it marked the start of what's arguably the main extraordinary and influential profession in twentieth-century renowned song.

Additional info for El piloto de Hiroshima: Más allá de los límites de la conciencia (Contextos)

Show sample text content

En nuestra correspondencia, Claude y yo hemos hablado a menudo de l. a. necesidad de que él escriba su autobiografía, una autobiografía que, de hacerse realidad, se convertirá en testimonio de las terribles dificultades en las que puede verse envuelto el ser humano real en tanto que dueño y esclavo del mundo tecnificado. Estoy convencido de que Eatherly no es meramente un caso aislado, aislable o azaroso. Para mí, su caso es más bien un precedente que, de forma profética, nos muestra cómo reaccionarán los hombres en los angeles period técnica si siguen viéndose implicados en actos de los que, de los angeles forma más ambigua, serán y no serán dueños; en una palabra: en actos por los que se convertirán en seres inocentemente culpables. En mi opinión, l. a. decisión judicial sobre el caso Eatherly no será sólo una decisión sobre un tipo estrafalario, sino los angeles decisión sobre el ser humano en l. a. period de los angeles técnica, y por lo tanto tendrá una naturaleza ejemplar. Lamentaría en lo más profundo que usted creyese que con esta carta pretendo influir indebidamente en el resultado del juicio. Pero por las pocas palabras que Eatherly me ha escrito sobre los angeles forma en que usted lo ha tratado, creo poder confiar en que entenderá mis palabras en el sentido que yo les doy. Le estaría muy agradecido si se dignase a acusar recibo de esta carta. 31 Su atento y seguro servidor GÜNTHER ANDERS CARTA 34 A Günther Anders Sin fecha Querido Günther: Como siempre, lamento l. a. routine demora de mis cartas, pero te prometo que esta vez he tenido muchísimas cosas que hacer, y espero que mi trabajo haya dado su fruto, o que pueda darlo en un futuro. Günther, pienso que tú me conoces lo suficiente como para saber que considero nefasto que nuestra causa se mezcle con l. a. política. Seguramente habrás leído algo sobre el malestar que se vive actualmente en Japón y sabrás que a nuestro presidente se le ha retirado los angeles invitación. Esto ha sucedido inmediatamente después de que parte de nuestro Departamento de Estado y algunos senadores se trasladaran a Japón para preparar l. a. visita del presidente. Las protestas que han tenido lugar en aquel país demuestran que los angeles presencia de nuestro presidente no es grata, al menos para una minoría. Pero esto ha bastado para que Estados Unidos decida no poner en peligro l. a. seguridad de su presidente. El caso es que he recibido una carta del senador norteamericano Ralph Yarborough acompañada de otra del reverendo N. , miembro del Parlamento japonés. En estas cartas, escritas en un tono muy cordial, me solicitaban que expresase mi opinión sobre el asunto de Japón al reverendo N. , pues, según me explicaban, mis opiniones tienen gran influencia sobre los jóvenes japoneses que parecen estar detrás de esos actos de protesta. 32 He escrito al diputado japonés expresándole nuestra opinión. He intentado impresionarle diciéndole que sólo el amor, l. a. confianza y los angeles fraternidad podrían poner fin a estas absurdas �guerras tribales». Además, he tratado de explicarle que el efecto desmoralizador de las armas nucleares no es menor que su poder de destrucción fabric; y se lo he ilustrado con mi propio caso.

Rated 4.12 of 5 – based on 32 votes